Practicando la ortografía 

Para aquellos que necesitéis practicar la ortografía, os dejo unos enlaces interesantes para que podáis practicar en casa. No se trata de que peguéis “el atracón” un día, sino de que practiquéis un rato todos los días. Por otra parte, recordad que leer diariamente ayuda a mejorar la ortografía.

Anuncios

Examen sobre la argumentación (2º ESO)

El examen que realizaremos la próxima semana tendrá los siguientes contenidos:

– la argumentación y el proceso argumentativo. Recordad que toda esta parte lo tenéis que estudiar por los apuntes que tenéis en el cuaderno, sin olvidar repasar todos los textos que hemos trabajado en clase.

– el vocabulario de la unidad 5.

– toda la ortografía que hemos visto en las primeras cinco unidades.

Os recuerdo las fechas de los exámenes:

  • 2ºA: miércoles 28 de enero
  • 2ºB: jueves 29 de enero

No dejéis el estudio para última hora, y si hay alguna duda me lo decís en clase. No obstante os dejo este resumen con los aspectos más importantes de la ARGUMENTACIÓN:

¿Qué es la argumentación?
        ● La argumentación es un tipo de discurso que tiene como finalidad defender una idea o una opinión. aportando razones.
        ● En los textos argumentativos predomina la función apelativa del lenguaje, debido a su carácter persuasivo.
Los elementos de la argumentación son:
        ● Objeto: es el tema sobre el que se argumenta.
        ● Tesis: opinión que sostiene el emisor sobre el tema tratado.
        ● Argumentos: razones que aporta el emisor para defender su tesis.
Los argumentos pueden ser racionales o afectivos.
Un tipo especial de argumento es el argumento de autoridad, que es el que viene avalado por la opinión de un experto.
La estructura de los textos argumentativos se compone de tres partes, que pueden ir precedidas de una introducción: exposición de la tesis, cuerpo de la argumentación y conclusión.
El lenguaje de los textos argumentativos se caracteriza por el uso de recursos propios del lenguaje subjetivo:
          – Valorativos: 1ª persona, expresiones de opinión, adjetivos valorativos.
          – Lógicos: conectores causales y consecutivos.
          – Apelativos: 1ª persona del plural, oraciones interrogativas, exclamativas y exhortativas.

Porqué / porque / por qué / por que

Aquí os dejo las claves para saber cuándo debe usarse cada una de estas formas:

a) porqué
Es un sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón, y se escribe con tilde por ser palabra aguda terminada en vocal. Puesto que se trata de un sustantivo, se usa normalmente precedido de artículo u otro determinante:
No comprendo el porqué de tu actitud [= la razón de tu actitud].
Todo tiene su porqué [= su causa o su motivo].
Como otros sustantivos, tiene plural:
Hay que averiguar los porqués de este cambio de actitud.
b) por qué
Se trata de la secuencia formada por la preposición por y el interrogativo o exclamativo qué (palabra tónica que se escribe con tilde diacrítica para distinguirla del relativo y de la conjunción que). Introduce oraciones interrogativas y exclamativas directas e indirectas:
¿Por qué no viniste ayer a la fiesta?
No comprendo por qué te pones así.
¡Por qué calles más bonitas pasamos!
Obsérvese que, a diferencia del sustantivo porqué, la secuencia por qué no puede sustituirse por términos como razón, causa o motivo.
c) porque
Se trata de una conjunción átona, razón por la que se escribe sin tilde. Puede usarse con dos valores:
Como conjunción causal, para introducir oraciones subordinadas que expresan causa, caso en que puede sustituirse por locuciones de valor asimismo causal como puesto que o ya que:
No fui a la fiesta porque no tenía ganas [= ya que no tenía ganas].
La ocupación no es total, porque quedan todavía plazas libres [= puesto que quedan todavía plazas libres].
También se emplea como encabezamiento de las respuestas a las preguntas introducidas por la secuencia por qué:
—¿Por qué no viniste? —Porque no tenía ganas.
Cuando tiene sentido causal, es incorrecta su escritura en dos palabras.
Como conjunción final, seguida de un verbo en subjuntivo, con sentido equivalente a para que:
Hice cuanto pude porque no terminara así [= para que no terminara así].
En este caso, se admite también la grafía en dos palabras (pero se prefiere la escritura en una sola):
Hice cuanto pude por que no terminara así.
d) por que
Puede tratarse de una de las siguientes secuencias:
La preposición por + el pronombre relativo que. En este caso es más corriente usar el relativo con artículo antepuesto (el que, la que, etc.):
Este es el motivo por (el) que te llamé.
Los premios por (los) que competían no resultaban muy atractivos.
No sabemos la verdadera razón por (la) que dijo eso.
La preposición por + la conjunción subordinante que. Esta secuencia aparece en el caso de verbos, sustantivos o adjetivos que rigen un complemento introducido por la preposición por y llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que:
Al final optaron por que no se presentase.
Están ansiosos por que empecemos a trabajar en el proyecto.
Nos confesó su preocupación por que los niños pudieran enfermar.
(Fuente: RAE)

La ortografía es necesaria

Al hilo de un artículo publicado ayer en El Pais, no está de más recordar lo importante que es la ortografía y el buen uso de ella. Todos conocemos de sobra las normas a aplicar; por si acaso os dejo este enlace publicado por la Academia Peruana de la Lengua: Ortografia.

Recordad que la RAE tiene un servicio de dudas y consultas e incluso en Twitter atienden las consultas.

Para despistados/as os recuerdo los criterios de corrección adoptados por el Departamento de Lengua y Literatura de nuestro instituto:

–        Se descontará 0´25 puntos por cada falta de ortografía.

–        Si la falta de ortografía recae sobre una misma palabra, solamente  se descontará 0´25 puntos por dicha falta, con independencia del número de ocasiones en que esa palabra aparezca incorrectamente escrita en el ejercicio.

–        El criterio anterior no se aplicará en las siguientes incorrecciones ortográficas, aplicándose el criterio de penalización tantas veces como aparezca la incorrección:

Incorrecciones cometidas en construcciones verbales con la preposición a y formas verbales de haber.

Separación de los artículos contractos al y del en aquellos casos contemplados por las normas ortográficas.

–        Se descontará 0´25 puntos cada cinco errores en el uso de las tildes. Por debajo de ese número no se descontará ninguna puntuación

–        Queda al criterio de la profesora penalizar un ejercicio cuando, examinado en su globalidad y valorado de modo conjunto, observe una reiteración de errores en la construcción gramatical de los enunciados, déficits en el uso del léxico empleado y en los signos de puntuación, y un acusado desorden expositivo. No se descontará ninguna puntuación por errores aislados o esporádicos en estos aspectos.

Además de lo anteriormente expuesto, es conveniente recordar los siguientes aspectos:

o Las citas literales de palabras o pasajes procedentes del texto propuesto para el análisis irán siempre entrecomilladas.

o Además de ir entrecomilladas, las citas deberán ir convenientemente introducidas en el ejercicio, bien por medio de los dos puntos, o bien entre paréntesis a modo de inciso.

o El alumno podrá hacer uso de los puntos suspensivos para el acortamiento de estas citas cuando su excesiva extensión así lo aconseje.

o El alumno solo puede hacer uso de las abreviaturas convencionales recogidas en los repertorios de referencia. El alumno deberá evitar, por tanto, todas aquellas abreviaturas que no formen parte de estos repertorios por muy familiares y comprensibles que puedan resultar.

o Debe recordarse al alumno que, según las normas ortográficas de la Real Academia, se escriben con mayúscula en inicial de palabra los nombres de los grandes movimientos historiográficos y artísticos (Romanticismo, Realismo, Modernismo, etc.). Se incluyen también en este supuesto aquellas etiquetas acuñadas por la crítica que han pasado a convertirse en categorías historiográficas (por ejemplo, Generación del 27, el Boom de la novela hispanoamericana).